Constituyente económica: espacio de futuro

(Prensa MPPP/ Caracas, 8 de agosto de 2017) La Constituyente Económica abre todas oportunidades para vislumbrar cómo será la Venezuela del 2030, así como los espacios de la relación con la República Popular China, explicó el Vicepresidente de Planificación, Ricardo Menéndez, duran el Encuentro de Trabajo con más de 60 Empresas de la República Popular China, denominado Constituyente Económica: Espacio de Futuro; que se realizó este martes en Fuerte Tiuna.

Menéndez destacó cinco puntos centrales de trabajo; el primero de ellos tiene que ver con el fortalecimiento del sistema de logística y distribución, y explicó que se trata de profundizar y afianzar un sistema que permita democratizar el acceso oportuno de los bienes y servicios a la población venezolana. “Esto es un tema donde vamos a tener la cooperación de China”.

El segundo elemento vinculado a la Constituyente Económica que planteó el vicepresidente de planificación, tiene que ver con el equipamiento y la infraestructura, pues aseguró que Venezuela va a vivir en los próximos años toda una expansión del sistema productivo, “tenemos como meta, en los tres próximos años, llevar a cero el déficit de vivienda en nuestro país y evidentemente eso requiere un nuevo sistema de movilidad, de equipamiento, infraestructura y el sistema de puerto; que permitan el cabotaje interno para ser mas eficiente la distribución de mercancía a lo interno del país, vinculado al impacto de la Gran Misión Vivienda, sobre mas del 40% del sistema urbano regional de nuestro país”.

Por otro lado, explicó que la expansión de las cadenas productivas y de valor en Venezuela, existe una relación estratégica con el país asiático, vinculado a la ubicación y capacidades excedentarias de China en Venezuela; “y allí procuramos que los eslabones perdidos de las cadenas productivas puedan tener esa concepción de valor, se trata de las cadenas priorizadas como el hierro, acero, el aluminio, el vidrio, el cemento y todo el sistema de materiales de construcción, de hidrocarburos, el sistema agroalimentario, y el área farmacéutica”.

Como cuarto componente, Menéndez dijo que es sumamente importante la espacialización del sistema productivo de la Nación. “La territorialización de la Agenda Económica Productiva de Venezuela es el mapa que va a redefinir el futuro de Venezuela, es cómo se va a especializar la actividad económica en el país, en función de la característica de cada una de las sub-regiones, acompañado del sistema de energía, de movilidad, logístico y el sistema de conocimiento”.

El quinto punto de trabajo propuesto, es la estructura de soporte y la relación geopolítica entre Venezuela y China ha permitido gozar de la soberanía en términos del esquema financiero sólido entre ambos países, así como “un esquema energético muy sólido entre nuestros países y ahora vamos a incorporarle nuevos esquemas de financiamiento entre Venezuela y China”.

Para Menéndez, estos cinco puntos trazan la agenda concreta de trabajo, y añadió que se profundizará, a través de talleres específicos con las empresas asociadas con la especialización económica-productiva por cada una de las cadenas y la dinámica espacial. “Nosotros vamos a continuar trabajando, lo mas importante y lo mas bello de todo son las compuertas enormes que se abren en la Venezuela del 2030, la través de la constituyente económica en nuestro país”.

Por otro lado, valoró como profunda y hermosa, la relación geopolítica y de hermandad con visión integral entre ambas naciones.

Por su parte, Zhao Bentang, embajador de la República Popular China en Venezuela, dijo que se trata de una jornada de trabajo importante, “es una reunión de intercambio, de posibilidad de profundizar la cooperación” y añadió que el empresariado chino espera que en Venezuela se mantenga la estabilidad, la paz y que tenga un desarrollo social, económico de una manera satisfactoria.

Finalmente, Bentang dijo que con la relación de cooperación entre China y Venezuela se benefician ambos países y esperamos que sea mas fructífera.